La realidad virtual consiste en una tecnología que permite al usuario interactuar con un entorno que existe sólo a través de una computadora, para lo cual es necesario utilizar dispositivos especiales de inmersión que generen una simulación de la realidad.
Si bien la realidad virtual es sumamente popular en el mundo de los videojuegos, lo cierto es que esta tecnología puede resultar más que útil en diversos campos, tales como la salud, la educación y los negocios, entre otros. En la actualidad existen diferentes sistemas de realidad virtual, entre los que podemos mencionar las pantallas estereoscópicas, los sistemas hápticos o de comunicación kinestésica y las plataformas de realidad aumentada.
Es por esto que Valkyrie Industries está desarrollando una tecnología universal de tacto (haptics) para simulaciones virtuales que permite una creación de contenido más rica la cual puede utilizarse como capacitación, contacto a clientes y aplicaciones de ingeniería aplicada. 
Este es el caso del “Iron Man v.1” nombre con el que la empresa se refiere a su  actual traje de realidad virtual el cual contiene alambres por todas partes y grandes piezas impresas en 3D que se enganchan en varias partes del cuerpo. En una versión más finalizada, probablemente se verá como algo más parecido a un traje de neopreno. Por ahora, el producto háptico portátil parece más un traje salido de la moda Steampunk, sin embargo, tiene la habilidad de hacerte sentir los pesos y las texturas lo que hace algo único en el mercado hasta el momento.
Sabemos que hay una gran cantidad de wearables diseñados específicamente para ofrecer una experiencia de juego más inmersiva pues el mundo de los juegos de realidad virtual es el más conocido para este tipo de tecnología. Sin embargo, en lugar de apuntar a este mundo limitado, la puesta en marcha fue realizada para aplicaciones profesionales.
Es casi seguro que esta tecnología tendrá un costo prohibitivo en el futuro previsible, por lo que no está pensado para usuarios domésticos (la lista de materiales para la versión actual está alrededor de $1.5 millones). Las grandes compañías, por otro lado, desearían estar mucho más dispuestas a invertir en una tecnología que podría simplificar y agilizar el proceso de capacitación, especialmente para posiciones peligrosas y complejas.
El sistema utiliza impulsos eléctricos para estimular los músculos, aproximándose a la resistencia y al tacto. Este producto aún se encuentra en las primeras etapas por lo que aun no es posible someterlo a cierto tipo de pruebas. Pero Valkyrie ya hizo una demostración del mismo para una serie de empresas de alto perfil e industrias gubernamentales, que están interesadas en él, tanto para fines de capacitación como para posibles teleoperaciones, lo que brinda a los usuarios la capacidad de controlar y manipular objetos a una distancia segura.
Así que estaremos pendientes de esta nueva tecnología que brindará sin duda experiencias aún desconocidas.